1,13 millones de trabajadores tienen el sueldo congelado en el año de la inflación récord

1,13 millones de trabajadores tienen el sueldo congelado en el año de la inflación récord

Los trabajadores regulados por convenio acumulan en lo que va de año una subida de salarios promedio del 1,49% a cierre de noviembre, pero hay un 15,4% del total que ha tenido que afrontar el año con las subidas de inflación más altas de las últimas tres décadas con su salario congelado o incluso reducido.

Así se desprende de la última Estadística de Convenios Colectivos de Trabajo publicada por el Ministerio de Yolanda Díaz este viernes, que recoge que un total de 1,13 millones de trabajadores en el país han tenido el sueldo congelado o incluso recortado en lo que va de 2021. Un 15,4% de los 7,33 millones de asalariados en el país que se rigen por un convenio.

El porcentaje de trabajadores con sueldos congelados ha pasado así de ser del 0,4% en 2019, al 5,9% en 2020 y a situarse ahora en el 15,4%.

En total, dos empresas han aplicado bajadas salariales a 239 trabajadores, mientras que 94.023 compañías han mantenido los sueldos de sus empleados sin cambios a pesar de que la inflación presiona los bolsillos.

El resto de empresas que también están reguladas por convenio sí han subido el sueldo de sus empleados, aunque por el momento de forma moderada: un 1,49% de media.

Estas subidas leves de los salarios están llevando a los sindicatos a exigir incrementos más potentes en las negociaciones, ya que las familias tienen que hacer frente a precios un 5,6% superiores a los que había en el país hace un año, y acumulan una pérdida de poder adquisitivo de unos 9.000 millones en lo que va de año, según cálculos de Funcas.

Revalorizacion de sueldos por convenios

«El problema es que en 2021 el incremento salarial pactado y registrado hasta el momento ha seguido bajando con respecto al 2020. Desde el inicio de la pandemia se ha producido un relevante aumento de la inflación, sin embargo, la crisis sanitaria y los efectos económicos asociados a la misma han provocado una caída de los incrementos salariales pactados, fundamentalmente en los convenios de ámbito empresarial», señala la Secretaría Confederal de Acción Sindical de CCOO en el informe Balance de la Negociación Colectiva, al que ha tenido acceso EL MUNDO.

De este modo, «si las previsiones de inflación para este año se cumplen, nos encontraríamos de nuevo ante un escenario de pérdida clara de poder adquisitivo», denuncia el sindicato de Unai Sordo.

Estas presiones y malestar social ha llevado ya a algunas compañías como Mercadona a anunciar una subida de salarios para sus 93.000 empleados conforme al cierre del IPC de 2021, que rondará el 5%, para el próximo año. La cuestión está en que movimientos como este contribuirán a la generación de los llamados ‘efectos de segunda ronda’ en la inflación.

El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de España llevan tiempo alertando del riesgo de que se produzcan dos efectos que podrían ser perniciosos para la economía. Uno, que la subida de los precios -que está impulsada principalmente por el shock de oferta que se ha producido tras el Covid y el encarecimiento de la energía- desemboque en subidas de salarios equivalentes; y dos, que las empresas no aguanten el estrechamiento de márgenes por la subida de costes y decidan trasladarlo a precios.

Ambos efectos contribuirían a crear más inflación y la economía caería así en una espiral inflacionista muy peligrosa, que obligaría a los bancos centrales a endurecer la política monetaria antes de lo previsto.

Esto a su vez entraña un riesgo para la recuperación económica, especialmente dado el elevado endeudamiento del sector público y privado, y podría atrasar aún más la recuperación de los niveles de actividad económica previos a la pandemia.

Aunque hasta la fecha las subidas salariales son moderadas, preocupa que haya compañías que sigan esta estela y decidan subir los sueldos con fuerza el próximo año, además de que hay muchas compañías en el país que no están reguladas por convenio y cuya decisión sobre sueldos no puede medirse ni conocerse en tiempo real.

Las subidas no han sido homogéneas en todos los sectores. Los convenios del sector de información y comunicaciones, al que se adscriben muchas empresas de telecomunicaciones, son los que han pactado una mayor subida salarial en lo que va de año, del 3,30%; seguidos de los de la construcción, con una revalorización del 2,40%. Suben también más que la media los salarios de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (+2%) y los sueldos del sector educativo (+2,02%).

Estos son los sectores en los que, en términos generales, mejor se ha comportado el empleo en lo que va de ejercicio.

Por el contrario, las actividades inmobiliarias son en las que ha sido más común la congelación de los salarios, y ha habido también sectores con variaciones salariales muy modestas: +0,65% en actividades financieras y de seguros, +0,73% en Administración Pública y defensa y Seguridad Social obligatoria, +0,81% en hostelería o +0,99% en actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico y productores de bienes y servicios para uso propio.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más