Cómo vender la casa heredada para pagar los gastos de la herencia

Cómo vender la casa heredada para pagar los gastos de la herencia

Recibir una herencia a veces resulta más complejo de lo que parece, sobre todo si ésta se comparte entre muchos herederos. Además, suele ser un proceso costoso: los gastos de la notaría y del Registro, el pago del impuesto de sucesiones, la cancelación de las deudas que pudiera tener el fallecido, entre muchas otras cosas, encarecen la recepción de la herencia. Pero, ¿qué ocurre si los beneficiarios no tienen solvencia para hacer frente a estos costes? Los expertos del comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com proponen una solución: vender la casa heredada y solventar los gastos con la ganancia.

Muchos herederos se preguntan si se puede utilizar el dinero de la herencia para pagar los gastos. Aunque en la teoría sí se puede, en la práctica es un poco más complicado. Esto se debe a que los bancos suelen bloquear las cuentas de la persona fallecida hasta que no se haya presentado la escritura de aceptación, el reparto de la herencia y la liquidación de los impuestos. Por eso, si la herencia incluye una vivienda, venderla puede ser una solución para pagar todos los gastos.

Ahora bien, en principio, los impuestos de la herencia, es decir, el de sucesiones y la plusvalía municipal, se deben liquidar antes de vender la propiedad. Entonces, ¿cómo es posible pagar estos tributos con el dinero procedente de la venta? Tal como explica el experto en Derecho Tributario, José María Salcedo, a HelpMyCash, «los contribuyentes tienen la posibilidad de solicitar la prórroga de la presentación de los impuestos».

Desde el comparador añaden que, en caso de herencias, el plazo de pago de los tributos es de seis meses, pero estos se pueden prorrogar por otro periodo idéntico. Por tanto, «el heredero podría pedir un aplazamiento y esto sería suficiente para inscribir la vivienda en el Registro y venderla», señalan.

Además, existe otra alternativa complementaria: pedir un fraccionamiento de pago. Al respecto, Salcedo explica a HelpMyCash que «los contribuyentes pueden solicitar el fraccionamiento de la deuda tributaria, una vez que esta sea exigible. Dicho fraccionamiento será sin garantías para deudas inferiores a 30.000 euros». Además, los herederos deberán demostrar que no tienen la solvencia suficiente para hacer frente al pago total.

Así, vender la propiedad para saldar los gastos de la herencia es una opción viable. Sin embargo, «la venta se deberá consumar dentro del plazo de pago de los impuestos, es decir, dentro del periodo de un año como máximo», detallan desde HelpMyCash. Por todo eso, «pedir asesoramiento a un agente inmobiliario puede ser especialmente útil en estos casos, así puede reducirse al mínimo el tiempo de venta», concluyen.