Diciembre de 2012, el día que Kylian Mbappé sí jugó con el Real Madrid

Diciembre de 2012, el día que Kylian Mbappé sí jugó con el Real Madrid

Cuentan aquellos que estuvieron allí que aquel día, diciembre de 2012, hacía mucha rasca cuando Zinedine Zidane, asesor por entonces de Florentino Pérez, se bajó de su coche con un crío pegado a su vera. Pequeño, delgado y ojos muy grandes que lo observaban todo antes de la consecuente exclamación de sorpresa.

Al crío le seguía la pista Zizou desde hace un tiempo y no dudó en invitar a toda su prole -madre, padre y tío- a pasar una semana en Madrid. Y ya que estaban en la capital y en la Ciudad Deportiva, qué menos que darle una oportunidad de jugar un partidillo. Le pusieron una camiseta, rellenaron la fecha con su nombre de pila y listo. En aquel papel se limitaron a escribir Kylian. Rubén de la Red, entrenador en las categorías infantiles por entonces, confesaba a Relevo en una entrevista que nada más verlo supo que era especial. Aquel día, alguien podría haber titulado ‘Mbappé ya viste la camiseta del Real Madrid’ y no se habría equivocado.

La visita guiada deparó para el niño otra enorme sorpresa. Pudo conocer a todos los jugadores y allí estaba su gran ídolo, Cristiano Ronaldo, que no dudó en hacerse una foto con él. Una de esas que, pasados los años, son reliquias. Tras el visor, el botón lo apretó Zidane.

Como toda leyenda que se precie, cada uno cuenta la historia a su manera y las versiones son variadas. El chico destacó, pero las exigencias de su madre -Fayza Lamari ya ejercía por entonces de dama de hierro-, hicieron desistir al Real Madrid: plaza en el Liceo Francés y casa en La Moraleja era demasiado pedir. Otros explican que la familia estimó que aún era demasiado pronto para semejante mudanza. Mil historias que conducen a una sola verdad, el niño terminó regresando a Francia. Once años ha tardado en volver.