El 64% de los funcionarios gana más de 2.295 euros brutos al mes, frente al 21% de trabajadores del sector privado

El 64% de los funcionarios gana más de 2.295 euros brutos al mes, frente al 21% de trabajadores del sector privado

El 63,7% de los empleados públicos (funcionarios y personal laboral) en España ganaron en 2020 más de 2.295,2 euros brutos al mes, situándose en el decil más alto de salarios, frente al 21,2% de los trabajadores del sector privado que tuvieron esos mismos ingresos, según la Encuesta de Población Activa sobre deciles de salarios publicada este martes por el INE.

Dentro del sector público figuran los trabajadores de todas las Administraciones Públicas (central, autonómica, local y Seguridad Social) y los de empresas públicas, tanto los que cotizan a la Seguridad Social como los que están adscritos a mutualidades.

«Esta mayor concentración de salarios elevados en el sector público viene determinada por el mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores, el tipo de ocupación desempeñado, el menor peso del trabajo a tiempo parcial y la mayor antigüedad», explica el INE ante la gran diferencia que existe entre los ingresos del sector público y el privado.

De hecho, sólo un 6,5% de los empleados públicos ingresa menos de 1.336 euros al mes, frente al 36,1% de los trabajadores del sector privado que sólo cuenta con esos ingresos mensuales. En el decil central (salarios mensuales de entre 1.336 y 2.295 euros) se sitúa el 42,6% de los trabajadores del sector privado, frente al 29,7% de los del sector público.

Así, el salario medio bruto en el sector público se situó en los 2.884,7 euros en 2020, frente a los 1.818,6 euros que ganaron en media los asalariados del sector privado.

En términos generales, el salario medio mensual en España en términos brutos creció un 2,8% en 2020 frente a 2019, hasta los 2.038,6 euros, lo que supone 56,3 euros más al mes frente a 2019. Hubo importantes diferencias por género, ya que mientras el salario medio de las mujeres se situó en 1.852 euros brutos al mes, el de los hombres superó los 2.210 euros.

«Una de las razones principales de estas desigualdades en salario medio y distribución salarial entre hombres y mujeres es que las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contrato temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mayor proporción que los hombres», explica el Instituto.

Por edad, los trabajadores más jóvenes se concentran en los salarios más bajos, porque tienen más proporción de «trabajo a tiempo parcial y contratos temporales»; mientras que los de mayor edad tienen un peso relativo mayor en los salarios más elevados, debido a que hay una «mayor proporción de contratos indefinidos, una mayor antigüedad en el puesto de trabajo y más experiencia laboral».

Seis de cada diez menores de 25 años recibieron un salario mensual inferior a 1.336,6 euros en 2020, y sólo un 5% ganó más de 2.295,2 euros.

Por el contrario, entre los asalariados de 55 y más años, un 24,6% se encontraba en el tramo bajo del salario mensual (menos de 1.336,6 euros), mientras que un 40% estaba en el tramo superior (más de 2.295,2 euros).

Los salarios más bajos se concentran en la hostelería (un 68,1% de los camareros cobra menos de 1.336 euros brutos al mes) y entre los empleados del hogar (67,4%), debido según el INE a «la mayor proporción de empleos a tiempo parcial y temporales»; mientras que las ramas de actividad mejor remuneradas son las actividades financieras y de seguros (un 64,8% cobra más de 2.295 euros brutos al mes), la educación (un 64,4% tiene esos ingresos mensuales) y la Administración Pública (61,4%).

En concreto, los empleados del hogar percibieron de media 997,3 euros brutos al mes; en la hostelería se cobraron 1.119,5 euros brutos; y en agricultura, ganadería, silvicultura y pesca se percibieron 1.373 euros brutos.

Por el contrario, el sueldo medio bruto fue de 3.152,5 euros al mes en las actividades financieras y de seguros; en suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, se cobraron 3.034 euros brutos; y en el sector de la información y comunicación, 2.809,5 euros.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más