El año 2021 cierra con 776.000 empleos más pero 3,1 millones de personas siguen en el paro

El año 2021 cierra con 776.000 empleos más pero 3,1 millones de personas siguen en el paro

ALEJANDRA OLCESE

@AlejandraOlcese

ELSA MARTÍN

@elsa_millan

EMILIO AMADE

@emilioamade

Actualizado Martes, 4 enero 2022 – 09:00

Después de un año 2020 catastrófico para el mercado laboral, 2021 ha cerrado con la creación de 776.478 puestos de trabajo, lo que deja el número de trabajadores del país en el récord histórico de 19,82 millones, incluyendo a las 124.087 personas que a comienzos de 2022 siguen afectados por un ERTE.

Pese al buen comportamiento del mercado laboral, que ha permitido reducir las listas del paro del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, el antiguo Inem) en 782.232 personas el pasado año, todavía hay en España 3.105.905 parados, un 20,12% menos que hace un año.

Según los datos de afiliación y desempleo divulgados este martes por los Ministerios de Seguridad Social y Trabajo, el mes de diciembre ha acabado de culminar un año con una tendencia muy positiva para el empleo desde el mes de mayo. En concreto, en el último mes del año se crearon 72.553 empleos (el mejor dato desde diciembre de 2018 en que se crearon 78.540 empleos) y el paro registrado bajó en 76.782 personas (el mayor descenso desde el mismo mes de 2016).

Esta evolución favorable ha permitido que España no sólo recupere en 2021 las cifras del mercado laboral que tenía antes de la crisis, sino que las supere alcanzando cifras de afiliación histórica en todos los segmentos. De hecho, ahora hay en el país 416.350 trabajadores más de los que había en enero de 2020, justo antes de que irrumpiera la pandemia.

El empleo ha crecido en todos los sectores económicos (agricultura, industria, construcción y servicios), y también tanto en el Régimen General (+5,1% de asalariados) como en el de autónomos (+1,74%). Ha bajado, por contra, el número de empleados del Sistema Especial Agrario (-3,1%; 24.311 trabajadores menos), el del Sistema Especial del Hogar (-0,11%, 411 empleados del hogar menos) y los trabajadores del Carbón (-10,7%, 121 empleados menos).

Todas las regiones han cerrado el año con un crecimiento del número de afiliados a la Seguridad Social y, en la mitad de las provincias, el aumento de los afiliados en este año ha sido superior al 4%, siendo los más destacados los avances en Canarias (+6,43%), Baleares (+5,52%) y la Comunidad de Madrid (+4,97%).

La creación de empleo la han liderado los sectores que más habían recortado el año pasado, como la Hostelería (17,77% más de afiliados), las Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (16,24%), Información y Comunicaciones (8,78%) y Actividades Profesionales Científicas y Técnicas (6,84%).

Aunque la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado hasta los 19,8 millones de trabajadores, habría que restar de esa cifra a las 124.087 personas que siguen dadas de alta y cuentan como afiliados pero a día de hoy están afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de suspensión total o reducción de jornada y que perciben una prestación.

De ellas, un total de 102.548 personas siguen afectadas por los llamados ERTE COVID, aquellos que se pusieron en práctica ante las restricciones derivadas de la covid-19 y que llegaron a afectar a más de tres millones de personas en los peores momentos de la pandemia. La mayoría pertenecen a los sectores de hostelería y turismo. Hace un año, había 520.000 trabajadores más en ERTE COVID.

De este total, los trabajadores se distribuyen prácticamente al 50% entre los que están en suspensión parcial o reducción de jornada (49.685) y total (52.863), según los datos preliminares de la Seguridad Social.

A estos hay que sumar 20.124 trabajadores en ERTE-ETOP (por causas no relacionadas con la pandemia), de los que un 30% pertenecen al sector del automóvil; y a otros 1.415 trabajadores están protegidos por los ERTE especiales por la erupción volcánica de La Palma, que suponen el 8,2% de los afiliados de la isla y de los que un 40% pertenecen a los sectores de alojamiento y servicios de comidas y bebidas.

La cifra de parados que tiene el país a cierre de diciembre de 2021 es la más baja de ese mes del año desde 2007 y supone que hay 140.142 parados menos que al inicio de la pandemia.

El paro juvenil ha bajado un 39,57% en el último año y afecta a 275.469 menores de 25 años, esto supone que hay 180.413 menos que hace un año.

El número de personas apuntadas al desempleo ha caído en el sector servicios (-2,88%) y en la agricultura (-3,02%), pero ha aumentado en construcción (+3%) e industria (+0,68%).

Por regiones, el paro ha bajado en el último año en todas las comunidades. Los mayores descensos se han producido en Baleares (-33,6%), Aragón (-25,9%) y Cataluña (25,8%); mientras que los más moderados han tenido lugar en la Comunidad Valenciana (-15,1%), Cantabria (-13,6%) y País Vasco (-11,1%).