El FMI completa la enmienda masiva a las previsiones del Gobierno con otro fuerte recorte del crecimiento y avisa del peligro de ómicron

El FMI completa la enmienda masiva a las previsiones del Gobierno con otro fuerte recorte del crecimiento y avisa del peligro de ómicron

Crisis La OCDE hunde en más de dos puntos su previsión de crecimiento para España y deja en evidencia al Gobierno
Previsiones El Banco de España avisa: la inflación será incluso mayor en 2022 y la recuperación española es «claramente menos dinámica»

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha completado este martes la corrección masiva de previsiones que sufre la economía española y que, a la vez, supone una enmienda a las estimaciones del Gobierno. El organismo ha revisado sus cifras por segunda vez en solo dos meses, y estima ahora que el Producto Interior Bruto (PIB) apenas repuntará un 4,6% este año y un 5,8% el que viene.

Las previsiones están muy en línea con las del Banco de España y la OCDE, que recientemente han rebajado también de manera significativa sus estimaciones para España, y se alejan notablemente de los datos que la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, sigue defendiendo. Las cifras oficiales apunta que la economía crecerá un 6,5% este año y un 7% el que viene,datos que nadie cree. Ni el FMI ni el Banco de España ni la OCDE, pero tampoco ninguno de los 20 integrantes del panel de Funcas en donde están BBVA Research, CaixaBank, el think tank de CEOE o la propia Fundación de las Cajas de Ahorro.

Las estimación del FMI, además, está sujeta a una elevada «incertidumbre» como consecuencia directa de la pandemia del coronavirus. El Fondo alerta del que la nueva ola provocada por variante ómicron puede tener sobre la actividad, y pone el acento en el hecho de que las nuevas variantes hagan que la vacunación pierda eficacia.

Ese proceso de vacunación que en España está tan avanzado era hasta el momento una factor positivo en las perspectivas de crecimiento del país, pero ahora el FMI también lo pone en duda y apunta que la pandemia podría volver a paralizar o al menos frenar la economía. Esto es, que en función de la evolución de la pandemia las cifras podrían ser peores, y buena muestra de ello es el duro impacto que la hostelería va a sufrir ya estas Navidades. El consumo, que ya no estaba tirando con la fuerza esperada, se verá todavía más contenido, y ese factor es básico para la economía española. El panorama para es ciertamente complejo.

El informe sobre España que el FMI ha publicado hoy también aborda la elevada deuda que acumula la economía española y, al igual que han hecho en multitud de ocasiones del Banco de España o la AIReF, pide al Gobierno un plan de contención a medio plazo. En este proceso, el FMI considera que es necesario mejorar las políticas de gasto pero, también, elevar los ingresos. El organismo cita aquí al comité de expertos para la ambiciosa reformar fiscal que quiere llevar a cabo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la posibilidad de elevar especialmente los impuestos medioambientales.

Sobre la reforma labora, el Fondo apunta que se han identificado de manera correcta los ámbitos en los que se debe trabajar, pero añade que las políticas concretas todavía están siendo negociadas por el Gobierno y los agentes sociales. Y sobre las pensiones apunta que, también en este ámbito, son necesarias medidas para elevar los ingresos dado que el compromiso de ligar las pensiones al IPC dispara el gasto.

Para 2050, calcula, el gasto en pensiones habrá crecido en 3,5 puntos de PIB, lo que supone más de 40.000 millones, y muestra su inquietud sobre la capacidad para soportar ese ingente gasto. Por ello, propone profundizar en medidas como retrasar la edad de jubilación o elevar las cotizaciones de los tramos más altos de renta.