El truco para saber si podrá pagar las cuotas de una hipoteca

El truco para saber si podrá pagar las cuotas de una hipoteca

Este puede ser un buen momento para comprar una vivienda: el interés de los préstamos hipotecarios está por los suelos y el mercado inmobiliario está muy activo. Ahora bien, antes de hacerlo, es fundamental calcular si se podrían pagar las cuotas de una hipotecapara valorar si la adquisición es viable o no. Y para ello, desde el comparador bancario HelpMyCash.com aconsejan usar una sencilla regla que ayudará al cliente a comprobar si es aconsejable endeudarse o mejor dejarlo para más adelante.

La norma es la siguiente: el importe de las cuotas mensuales no debe superar el 35% de los ingresos mensuales netos de los titulares. Se trata del porcentaje que la mayoría de los expertos en finanzas aconsejan dedicar como máximo al pago de las deudas. Eso incluye las mensualidades de la futura hipoteca que se contrate, pero también de los otros préstamos que se tengan vigentes: el préstamo del coche, una tarjeta de crédito…

¿Y cómo se puede saber qué mensualidades tendrá la hipoteca? Para calcularlo, se puede usar el simulador de cuotas hipotecarias de HelpMyCash, que indica cuánto habría que pagar cada mes si se comprara una vivienda con un precio determinado y se financiara esa adquisición con un tipo de interés concreto.

Por ejemplo, una pareja cobra 2.500 euros mensuales y quiere comprar una vivienda de segunda mano en Barcelona que cuesta 200.000 euros. Si aportara 60.000 euros de su bolsillo y financiara el resto con una hipoteca fija con un interés del 1,50% y un plazo de devolución de 25 años, la cuota mensual sería de 648 euros. El 35% de 2.500 euros (875 euros) se sitúa por encima de ese importe, así que esta pareja sí podría permitirse pagar una hipoteca.

Cuanto menor sea el interés de la hipoteca que se contrate, más bajo será el importe de las cuotas, así que más fácil será situarse por debajo de ese límite del 35%. Por ello, es aconsejable contratar un préstamo hipotecario que tenga un tipo reducido, lo que resulta especialmente más sencillo ahora que la banca ofrece los intereses más bajos de la historia de nuestro país (según el Banco de España).

A tipo fijo, por ejemplo, la Hipoteca Fija de BBVA tiene el interés más bajo: desde el 1%. Y a tipo variable, el interés más bajo es el de la Hipoteca Mari Carmen Variable de ABANCA, que es del 0,85% fijo el primer año y de euríbor más 0,85% los siguientes. En ambos casos, los tipos están rebajados en un punto porcentual por domiciliar los ingresos y contratar los seguros de hogar y vida de la entidad.

La mayoría de las hipotecas, como las mencionadas, tienen un interés bonificado. Es decir, rebajado por contratar uno o más productos del banco. Por ello, es importante calcular cuánto subirían las cuotas sin la bonificación para comprobar si se seguiría cumpliendo la regla del 35%. También hay que conocer el precio de esos servicios adicionales para valorar si merecería la pena firmarlos.

En el caso de las hipotecas variables, además, conviene tener en cuenta que el interés puede subir o bajar periódicamente (cada semestre o cada año, según la política del banco) dependiendo de la evolución del euríbor. En consecuencia, hay que calcular cuál sería el importe de las cuotas en varios escenarios (con un euríbor al 1%, al 2%, al 3%…) para ver si podrían pagarse con un máximo del 35% de los ingresos mensuales netos.

Otro aspecto que hay que tener presente, según HelpMyCash, es que cumplir la regla del 35% no basta para conseguir una hipoteca. Los bancos también exigen que se cumplan otros requisitos, siendo la estabilidad laboral uno de los más importantes: hay que tener un trabajo fijo y con cierta antigüedad.

Asimismo, es fundamental tener dinero ahorrado. Por norma general, los bancos financian un máximo del 80% del precio de la vivienda (aunque se puede negociar un mayor porcentaje). Por lo tanto, el solicitante de la hipoteca deberá pagar por su cuenta el 20% restante y lo que cuesten los gastos de formalización de la compraventa.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más