Elecciones en Honduras: la izquierdista Xiomara Castro aventaja al oficialista Nasry Asfura en los primeros conteos

2 horas

Fuente de la imagen, AFP

La candidata presidencial Xiomara Castro, del izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre), aventajaba en la noche de este domingo a su principal oponente, el alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura, del oficialista Partido Nacional (PN), en las elecciones presidenciales de Honduras.

De acuerdo con los primeros conteos publicados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), con cerca del 35% de las actas escrutadas, la esposa del expresidente Manuel Zelaya había obtenido más del 53% de los votos, mientras Asfura se llevaba poco más del 34%.

Del total de votos contabilizados de forma preliminar, la candidata de Libre tenía una diferencia inicial de más de 200.000 papeletas frente al candidato del oficialismo.

«Estos son todavía resultados preliminares», alertó el consejero presidente del CNE, Kelvin Aguirre.

De acuerdo con el funcionario, el país reportó un «histórico» nivel de participación con más de 68% de los 5.1 habilitados por el sufragio.

Las autoridades destacaron que los comicios se celebraron sin «incidentes que lamentar», aunque organizaciones de derechos civiles señalaron la carencia de material electoral, fallas en el sistema de votación y otros problemas menores.

De confirmarse la tendencia, una victoria de Castro pondría fin a 12 años de gobierno conservador y devolvería a la izquierda hondureña al poder por primera vez desde que Zelaya fue depuesto por un golpe de Estado en 2009.

Imágenes trasmitidas por la televisión local mostraban simpatizantes de Castro celebrando los primeros resultados, aunque tanto el PN como Libre se habían proclamado vencedores incluso antes de conocerse los conteos preliminares.

«Vamos a formar un gobierno de reconciliación, de paz y de justicia. Vamos a iniciar un proceso para garantizar una democracia participativa, una democracia directa», dijo Castro en un mensaje a sus seguidores tras conocer su ventaja.

«Llamaré a un diálogo a partir de mañana con todos los sectores de la sociedad hondureña para que podamos utilizar puntos de coincidencia y, para esto, formar las bases mínimas para un próximo gobierno», agregó quien fuera primera dama entre 2006 y 2009.

La candidata, vestida de rojo y negro, terminó su discurso con la frase «hasta la victoria siempre», una de las más usadas por la revolución cubana.

Mientras, reportes de la prensa local indican que simpatizantes del PN abandonaron las afueras de la sede de la campaña tras conocer los resultados preliminares.

El proyecto de Castro propone una «refundación del país», con un programa de gobierno que busca reformar varias leyes del mandato anterior y convocar a una Asamblea Constituyente para modificar la Carta Magna.

En su lucha por sacar al oficialismo de la Casa Presidencial, Castro se alió con la Unión Nacional Opositora de Honduras (Unoh), liderada por Salvador Nasralla, con quien en octubre hizo una alianza de hecho para la fórmula presidencial, así como con otros partidos y candidatos que finalmente le dieron su apoyo.

Las elecciones de este domingo, las undécimas desde el regreso del orden democrático en 1980, se realizan en un difícil momento para la nación centroamericana, sacudida por la pandemia de coronavirus, olas de migrantes y varios desastres naturales.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pero también por varios escándalos políticos.

El PN, del saliente mandatario Juan Orlando Hernández, ha estado en el centro de varias denuncias de tráfico de drogas y corrupción, algo que el gobernante niega.

De hecho, el hermano de Hernández fue condenado a cadena perpetua este año en EE.UU. y el propio mandatario saliente corre el riesgo de ser extraditado y sometido a juicio en Estados Unidos tras dejar el cargo.

Además del presidente, los hondureños estaban convocados a elegir 3 vicepresidentes, 298 alcaldías municipales, 128 diputados ante el Parlamento local y 20 al Centroamericano.

De acuerdo con la ley electoral hondureña, se convertirá en presidente al candidato que obtenga la mayoría simple de votos, sin posibilidad de balotaje o segunda vuelta.

El único presidente que ha repetido en el manda después del regreso de la democracia ha sido Hernández, quien se presentó a las urnas en 2017 tras una polémica decisión del Tribunal Supremo que lo habilitó para competir por un segundo periodo.

El periodo presidencial en Honduras e de cuatro años sin posibilidad de reelección y el presidente asume funciones el 27 de enero del año próximo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.