Las mutuas duplican la cifra del Gobierno de bajas por covid en diciembre: 566.000 trabajadores

Las mutuas duplican la cifra del Gobierno de bajas por covid en diciembre: 566.000 trabajadores

El número de personas que en diciembre han estado de baja por contagio o aislamiento a causa del covid -presumiblemente en su mayoría por la variante ómicron– asciende a 566.175, más del doble de la cifra oficial que divulgó el Gobierno hasta el 23 de diciembre, según ha informado a este medio la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT).

Fue el Ministerio de Seguridad Social el que el martes 4 de enero informó de que en los primeros veinte días de diciembre se habían registrado un total de 240.011 bajas por covid-19, sin distinguir entre los contagiados y los aislados por cuarentena.

Aunque la cifra era muy superior a los que estuvieron de baja en noviembre y octubre (75.861 y 34.111, respectivamente), llamaba la atención por ser muy baja, habida cuenta de que el número de positivos y la incidencia acumulada no ha parado de crecer en las últimas semanas. Cada día se suman más de 100.000 nuevos contagios.

Pese a que muchos de los contagiados que tienen opción de teletrabajar han optado por esta vía ante la levedad de los síntomas, hay muchas profesiones en las que la presencialidad es inevitable, de ahí que el número de bajas resultara llamativo.

AMAT ha calculado, no obstante, que en el mes de diciembre las bajas por covid ascendieron a 566.175, un 632% más que en noviembre y más del doble de lo que ha registrado el Gobierno. La asociación ha calificado la ola de bajas de «tsunami» y no prevé que remita en las primeras semanas de enero. Según ha afirmado a este periódico, las mutuas «aún están recopilando y tratando datos» de los primeros días del 2022.

«Las mutuas nos hacen llegar los datos a AMAT poco a poco, desde lo general a lo particular, por lo que no tenemos aún un informe sobre las bajas de enero«, explican.

Aunque tampoco pueden desglosar cuántos de esos trabajadores son asalariados y cuántos son autónomos, la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA, la más representativa del sector) sí tiene un cálculo de que un total de 300.000 autónomos ha tenido que pedir una baja en lo que va de sexta ola, hasta el 5 de enero.

«El dato de 240.000 personas de baja es irreal, porque no tiene en cuenta el periodo que va del 23 al 31 de diciembre, ocho días en los que la incidencia se ha multiplicado por tres», señala a este medio Lorenzo Amor, presidente de ATA.

El vicepresidente de la CEOE cuestiona que con tantos contagios sea tan bajo el número de personas de baja. «Si ha habido un millón de contagios tiene poco sentido que sólo haya 500.000 bajas, porque encima hay bajas por contagios y por aislamiento», apunta.

La explosión ha sido generalizada en todos los sectores de actividad: industria, comercio, hostelería, sector oficinas y despachos, profesionales… siendo agricultura el sector en el que de momento ha habido menos autónomos afectados, según cálculos de ATA.

Lorenzo Amor explica que la situación es especialmente grave para los autónomos o las microempresas con pocos trabajadores. «El gran problema es que en España 3 millones de empresas tienen menos de 5 trabajadores, con lo que en el momento que hay un contagio de un autónomo y uno o dos trabajadores, esa empresa tiene un problema para abrir esos días», lamenta.

El sector sanitario y el personal de las residencias es uno de los colectivos más afectados por la variante ómicron y en el que más están creciendo las bajas, con la tensión que supone para las plantillas.

El personal de Atención Primaria además está desbordado por la propia tramitación de altas y bajas. Para aliviar esta situación, AMAT pide que los facultativos puedan emitir simultáneamente un parte de baja y un parte de alta con la fecha en la que esa persona debería poder reincorporarse (en general, siete días después), para intentar así aliviar el «cuello de botella». Sólo aquellos pacientes que pasada una semana siguieran infectados deberían contactar de nuevo con el centro de salud.

A cierre de diciembre, las mutuas calculaban que había más de 340.000 procesos de baja laboral en vigor, máximos de la pandemia y 40.000 más que en los peores momentos de la crisis sanitaria en marzo de 2020.