Los escándalos y las investigaciones rodean a Nirmal Purja, la estrella alpinista de Netflix

Los escándalos y las investigaciones rodean a Nirmal Purja, la estrella alpinista de Netflix

Hace pocos días, el pasado 31 de mayo de 2024, The New York Times publicaba un artículo revelador con el testimonio de dos mujeres alpinistas que sufrieron por separado acoso sexual de parte del famoso ochomilista comercial y estrella de Netflix, Nirmal Purja.

En nuestro artículo de lunes nos hicimos eco de este escrito, que está teniendo mucha repercusión mediática a nivel internacional. Pero poco antes de saltar esa noticia, en el mes de mayo, habían pasado ya cosas graves en el ámbito de las expediciones comerciales en el Everest, y todas tienen que ver con Nirmal Purja. Veamos estas controversias y actos ilegales que fueron reportados por el periódico nepalí The Himalayan Times y reforzadas por las autoridades del país asiático. Todo esto ocurrió en cuestión de diez días, en la segunda quincena de mayo de 2024.

Clientes de Purja ilegalmente en el Everest

Hay investigaciones abiertas por las autoridades pertinentes de Nepal en relación a Nirmal Purja y su agencia Elite Expeditions, porque en mayo un grupo de 11 clientes de Purja ascendió al campamento 3 de Everest con el fin de aclimatarse, a pesar de no disponer de permiso de escalada que les hubiera permitido poner pie en las laderas del pico más alto del mundo. Por lo visto, estas personas tenían permiso para un pico diferente, en altura parecida a la altura en la que se encuentra el campo 3 del Everest, ubicado en la ruta normal provista de cuerdas fijas y más seguridad. Una persona debería pagar 11.000 dólares americanos por el permiso para el Everest.

Helicóptero directo al campo 2

También en mayo, el día 19, Nirmal Purja voló en un helicóptero desde Katmandú via Lukla directamente al campo 2 del Everest, un acto no permitido, ya que está prohibido volar en helicóptero por encima del campamento base cuando no se trate de un rescate. Viajeros civiles no pueden volar y transportarse en modo taxi a los campos. De acuerdo a las informaciones disponibles, Purja pagó alrededor de 4.000 dólares para realizar el vuelo, saltando así un tramo importante en la ruta de ascenso del Everest que incluye la famosa y peligrosa Cascada de Hielo de Kumbu. Purja se defendió en una carta enviada al Ministerio de Turismo, de Cultura y de Aviación Civil de Nepal diciendo que ese día iba para dar asistencia de rescate a su clienta, la rica princesa qatarí Asma Al-Thani en el campo 2. Sin embargo, las evidencias muestran que aquel día del vuelo de helicóptero de Purja, nadie fue rescatada del campo 2 del Everest, sino sólo el día siguiente.

Permiso de vuelo retirado

Acto seguido, CAAN el organismo oficial de aviación civil de Nepal, retiró la licencia de vuelo del capitán del dicho vuelo, el experimentado comandante Sobit Gauchan, empleado de la compañía Prahbu Helicopters, que había transportado a Purja directo al campo 2. Asimismo, poco después, las autoridades de aviación civil del país asiático le negaron el permiso de paracaidismo a la compañía de Purja, quien tenía a más de 10 clientes que iban a hacer saltos en paracaídas en la región del Everest en la última semana de mayo.

Corte de cuerdas y «envidia» a Purja

El 26 de mayo de 2024, Nirmal Purja publicó un vídeo desde el campo 2 del Everest, en el que denunció que justo acababa de recibir aviso por radio de una agencia que se dedicaba a la retirada de cadáveres del los campos altos del Everest, según el cual la cuerda fija de la ruta a más de 8.000 metros estaba cortada, un acto de sabotaje peligroso. Purja expresó su enfado diciendo en el vídeo que en los últimos tres años le estaban haciendo la vida imposible. Según Purja, la gente le tenía envidia. La noticia recorrió el mundo entero aquél domingo pasado del 26 de mayo. Según se entiende en base de a grabación, Purja, sin embargo, no subió hasta el lugar del incidente para averiguar si el corte de cuerdas era realmente verídico.

El día siguiente, durante la mañana del lunes 27 de mayo, un grupo de sherpas y un cliente de otra agencia, llamada Pioneer Adventure, sin embargo, hicieron cumbre en el Everest sin ninguna incidencia respecto a las cuerdas fijas. Como continuación a las acusaciones vertidas por Purja, Pioneer Expeditions comunicó al portal americano ExplorersWeb que el día siguiente de la denuncia de Purja, cuando su grupo ascendió hasta la cima, las cuerdas estaban bien y en su sitio. Dos guías diferentes alegaron que el supuesto corte de cuerdas no tenía ningún sentido ni probabilidad, dado que hay un límite que no se pasaría jamás, y menos el de hacer un acto de sabotaje peligroso.

El 27 de mayo Pioneer hizo cumbre durante la mañana, pero luego por la noche, Nirmal Purja y unos sherpas subieron y Purja mostró en un vídeo que estaban justo en el punto donde faltaban cuerdas en un tramo de 40 metros, mostrando la cuerda cortada con las manos, en companía de otros tres sherpas de otra agencia.

Un guía brasileño diferente también publicó en Instagram que ninguna cuerda había sido saboteada en el Everest, y que las acusaciones de Purja no eran verídicas.

Pioneer, tras las alegaciones y el segundo vídeo de Purja, volvió a hablar con ExplorersWeb, recalcando de nuevo que su grupo, un día después de la queja de Purja, no presenció ningún problema y las cuerdas estaban en su sitio, aportando fotografías en calidad de prueba. Pioneer dijo que más o menos 150 metros debajo del Balcón del Everest (aprox a 8.150 m), en un terreno no complicado, no había cuerda fija en un tramo de 5, máximo 6 metros, pero que esto no tenía nada que ver, que era un tramo fácil que todo el mundo pasó sin problemas, nada que ver con un tramo de 40 metros de falta de cuerdas que denunció Purja.

El propio Ministerio de Turismo de Nepal emitió un comunicado oficial en el que dice que Purja lo único que quería era obtener visibilidad y fama personal perjudicando gravemente al turismo de altura y escalada en Nepal. Purja y su grupo hicieron cumbre en el Everest el 28 de mayo, tras reconocer que la falta de cuerdas que Purja denunció, realmente no era un obstáculo insalvable y pudieron reponer las cuerdas, que según insisten todos los demás, nunca habían faltando antes de la llegada de Purja. El rotativo nepalí llamó directamente ‘fake’ el vídeo de Purja. Las autoridades están investigando el asunto desde ese día.

Todo indica que se ha desbloqueado algo respecto al hasta ahora icono intocable de las masas, la estrella del alpinismo de Netflix, y cada vez más controversias están surgiendo en relación a él, entre ellas temas muy graves como el acoso sexual. Purja durante los últimos años estuvo involucrado en más controversias, entre ellas exageraciones, e incluso en alguna que otra mentira.