Los pasos verdes de la industria

Los pasos verdes de la industria

Sostenibilidad

Iniciativas para recuperar humedales, reforestar bosques quemados o aprovechar los recursos hídricos en las que se implican empresas, ciudadanos y organizaciones sociales.

ORES LARIO

Actualizado Miércoles,
15
diciembre
2021

01:36

«En la naturaleza está la preservación del mundo», sentenció el escritor norteamericano Henry David Thoreau en el siglo XIX. La acción del hombre en escenarios naturales puede poner en peligro el hábitat de plantas y animales, que cuando ven su sistema amenazado huyen a otros escenarios más saludables. Así sucedió en la Laguna Primera de Palos, en Huelva, que hace dos décadas era un enclave degradado y amenazado por la actividad del hombre. La expansión de los cultivos intensivos y la ocupación industrial del entorno próximo transformaron este espacio poniendo en peligro sus valores naturales. Un proyecto de transformación encabezado por Cepsa y la Fundación Cepsa, en colaboración con la Junta de Andalucía, ha permitido que este espacio natural de 16 hectáreas hoy rebose vida y se haya convertido en una referencia ambiental. «Ha supuesto una colaboración pionera del ámbito empresarial en la concienciación medioambiental, concretamente en el litoral de Huelva porque no es tan frecuente», destaca el ambientalista Enrique Martínez, director de Marismas del Odiel.

Para devolver la laguna a su estado original y con el compromiso de su conservación futura, Cepsa comenzó a ejecutar la recuperación en la zona en 2001. Durante este tiempo la compañía y su fundación ha liderado trabajos de investigación, proyectos de mantenimiento y programas que fomentan su uso público. Hoy reconocida como Humedal de Importancia Internacional (Zona Ramsar), la laguna cumple el XX aniversario de su restauración convertida en refugio de aves y en hogar para 170 especies de animales vertebrados. Tras una inversión de más de dos millones de euros, el reto ahora pasa por mejorar la convivencia de los sectores económicos e involucrar a la industria y a la agricultura que operan en el entorno y llevar a cabo nuevas actuaciones que hagan más eficaz su conservación.

En el tablero de compromisos medioambientales, la estrategia de las compañías juega un papel crucial para encontrar un nuevo modelo productivo sostenible. La naturaleza requiere más acción frente al cambio climático, definido por los expertos como el mayor desafío al que se enfrenta la humanidad. Dentro del ecosistema, los bosques son imprescindibles para mantener vivo el planeta. Son los pulmones del mundo. Tal como señala un estudio de la ONU, las masas forestales que forman parte de la lista del Patrimonio Mundial absorben cada año 190 millones de toneladas de dióxido de carbono presentes en la atmósfera. Pero la desertificación y los grandes incendios forestales han puesto en peligro al follaje de todo el mundo. En nuestro país, solo en los siete primeros meses de 2021, las llamas quemaron más de 40.213 hectáreas de superficie forestal. En España, a pesar de la reducción del número total de incendios forestales y de la superficie quemada, los 11.700 siniestros que se producen de media al año son una cifra demasiado alta. Lo saben bien en Cortes de Pallás (Valencia), que sufrió un incendio en junio de 2012 que calcinó 30.691 hectáreas de arbolado y matorral mediterráneo. Ese mismo año, las llama devastaron casi 12.000 hectáreas de árboles, matorral, pasto y cultivos del municipio Castrocontrigo, en León. Pero poco a poco la vida va volviendo a los montes quemados gracias a iniciativas como la que ha puesto en marcha el fabricante HP. Un centenar de voluntarios ha participado este año en la reforestación de 40.000 metros cuadrados de terreno leonés arrasado por el fuego donde han plantado 2.000 árboles y arbustos. Miembros de la Asociación Áreas Verdes, empleados de HP, junto a socios y clientes han formado parte de esta iniciativa que se enmarca en el proyecto Recupera tu bosque. Este proyecto es el primero de los muchos con los que HP quieredevolver a los bosques más de lo que utiliza, y se enmarca dentro de la estrategia impulsada por la empresa Bosques Sostenibles (Forest Positive).

La importancia de encontrar el equilibro sostenible entre el desarrollo industrial y la conservación del medio ha llevado a compañías como Coca-Cola a trazar estrategias para la protección de los recursos hídricos. Y es que el agua es el ingrediente principal de sus bebidas, pero también es esencial para los ecosistemas y las comunidades en las que opera. La firma trata de devolver cada año el 100% del agua contenida en sus bebidas. Para conseguirlo, ha desarrollado proyectos de recuperación y reabastecimiento de agua desde 2009 entre los que destaca el denominado ‘Misión Posible: Desafío Guadalquivir’, ejecutado junto a WWF para mejorar la cantidad y la calidad del agua en el estuario del río. Después de tres años intensos de trabajo, a principios de este año ha conseguido un ahorro acumulado de 1,54 millones de metros cúbicos de agua en el cultivo de cítricos, así como la restauración de seis hectáreas de la marisma de Adventus, recuperando parte de los humedales tradicionales del estuario del Guadalquivir, uno de los ecosistemas más valiosos y amenazados de España. Otro ejemplo que muestra que si hay voluntad entre todos los actores implicados, es posible reconstruir entornos que en su momento parecieron perdidos para siempre.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más