Muere el mítico compositor de musicales Stephen Sondheim

Redacción BBC News Mundo

39 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

El mítico compositor y letrista estadounidense Stephen Sondheim murió en su casa de Connecticut a los 91 años.

Desde «Sweeney Todd» y «Assassins» hasta el cuento de hadas «Into the Woods», sus musicales poseían una audacia, complejidad y destreza lingüística que pocos de sus compañeros podían alcanzar.

Nacido en Nueva York en marzo de 1930, Sondheim vio su primer musical de Broadway a la edad de 9 años.

Fuente de la imagen, Getty Images

Su gran oportunidad le llegó en la década de los 50 cuando le propusieron escribir la letra de las canciones del musical «West Side Story», una versión contemporánea de Leonard Bernstein de «Romeo y Julieta» de Shakespeare.

«West Side Story» se estrenó en Broadway en 1957 y se realizaron más de 700 funciones. La versión cinematográfica de 1961 ganó 10 premios Oscar.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pese al éxito, Sondheim no estaba satisfecho con su contribución al musical, llegando a describir sus letras como «vergonzosas».

«Es muy difícil para mí escuchar algunas de esas canciones», le dijo a ABC News en 2010.

«Bernstein quería que las canciones fueran pesadas, lo que él llamaba ‘poéticas’, y mi idea de la poesía y su idea de la poesía eran polos opuestos».

Sondheim tuvo más éxito como letrista con el musical «Gypsy» de 1959, sobre la artista de striptease Gypsy Rose Lee y su dominante madre, Rose.

A eso le siguió en 1962 «A Funny Thing Happened on the Way to the Forum», una adaptación de las farsas del antiguo dramaturgo romano Plauto, para la que escribió tanto la música como la letra.

Ganó un Tony al mejor musical y luego fue llevado al cine.

Fuente de la imagen, Getty Images

Los siguientes espectáculos de Sondheim -«Anyone Can Whistle», de 1964, y «Do I Hear A Waltz?», el año siguiente – no fueron éxitos.

Tampoco lo fue un reencuentro con Bernstein y el director de West Side Story, Jerome Robbins, en un proyecto que finalmente fue abandonado.

«Company» (1970) tenía como protagonista a un neoyorquino soltero llamado Bobby, cuyos amigos casados ​​le enseñan el valor del compromiso.

La producción original fue nominada por 14 Tonys y ganó 6, y Sondheim recibió uno por su música y letra.

Fuente de la imagen, Getty Images

La década dorada del compositor concluyó con «Sweeney Todd» (1979), un relato audaz, barroco y muy sangriento de las nefastas aventuras de un barbero degollador.

En «Into the Woods» (1987) combinó personajes de cuentos de hadas de los hermanos Grimm como Cenicienta, Rapunzel y Caperucita Roja.

Y en «Assassins» (1990) utilizó un concepto similar, combinando a John Wilkes Booth, Lee Harvey Oswald y otros en una oscura meditación sobre los intentos de asesinato de presidentes estadounidenses.

Al año siguiente, Sondheim ganó un Oscar por un tema que compuso para la película «Dick Tracy».

En 2010, el año en que cumplió 80 años, un teatro de Broadway pasó a llamarse Sondheim en su honor.

Fuente de la imagen, Getty Images

Le sobreviven su esposo, Jeffrey Scott Romley, quien es casi 50 años menor que él y con quien se casó en 2017.

«Tienes que trabajar en algo que te hace sentir inseguro, algo que te hace dudar de ti mismo», dijo Sondheim en 2017.

«Si sabes a dónde vas, te has ido, como dice el poeta. Y eso es la muerte».

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.