Muere Rob Burrow, leyenda del rugby, tras complicaciones derivadas de una enfermedad degenerativa

Muere Rob Burrow, leyenda del rugby, tras complicaciones derivadas de una enfermedad degenerativa

El mundo del rugby está de luto tras conocerse el fallecimiento de la leyenda Rob Burrow el pasado 2 de junio. El equipo con el que disputó toda su carrera, Leeds Rhinos, dio la noticia, explicando que el exdeportista de 41 años falleció rodeado de su familia y amigos.

Burrow fue diagnosticado en 2019 de la Enfermedad de la Motoneurona (EMN), una afección degenerativa del sistema nervioso. Según las neuronas motoras dejan de funcionar, los músculos se debilitan, lo que provoca parálisis y rigidez corporal.

El héroe del rugby en Leeds fue una inspiración para propios y ajenos, dedicando los últimos años de su vida a recaudar fondos (alrededor de 20 millones de libras) para la investigación de la EMN, y también ayudó a concienciar a la población sobre su existencia y efectos, por lo que fue nombrado Caballero de la Orden Británica.

Los Rhinos, en su comunicado, expresaron su pesar y su respeto hacia la leyenda: «De parte de la familia Burrow, queremos agradecer al personal del Hospital Pinderfields por su compasión y los cuidados para Rob en sus últimos días. Como tributo al increíble trabajo de Rob, la apertura del nuevo Centro Rob Burrows para la EMN del Hospital de Seacroft será el lunes, como estaba planeado bajo petición de Rob. En este momento, pedimos que todo el mundo respete la privacidad de la familia Burrow».

El inglés jugó 492 partidos con los Rhinos, anotando 196 ensayos para un total de 1.103 puntos con el equipo de Leeds.