PERTE de renovables: el plan del Gobierno para que la luz sea más barata que en Francia y Alemania… «en 2023»

PERTE de renovables: el plan del Gobierno para que la luz sea más barata que en Francia y Alemania… «en 2023»

El Gobierno ha presentado este miércoles el PERTE de energías renovables, hidrógeno verde y almacenamiento, un plan con el que el quiere movilizar una inversión de 16.000 millones de euros financiada en parte por la Comisión Europea para impulsar la transformación del sistema energético nacional y potenciar la transición ecológica.

Se trata de un conjunto de medidas que buscan impulsar la innovación en el sector para convertir a España en el líder europeo de tecnologías hoy inmaduras como el hidrógeno verde o el almacenamiento energético. El plan fue presentado por el propio presidente Pedro Sánchez, que dejó un mensaje contundente de apoyo a las renovables: «A pesar de este momento de tantas turbulencias en los mercados energéticos, vamos a redoblar nuestra apuesta por las energías renovables, que le quede claro a empresas e inversores».

El Gobierno se marca dos objetivos claros: reducir en 67.000 millones de euros la enorme dependencia energética exterior del país frente a la volatilidad de los hidrocarburos y, en segundo lugar, aprovechar la abundancia de sol y el viento en España para lograr una energía más barata. «Las perspectivas de despliegue de generación renovable para los próximos años se traducen en que los mercados de futuro ya prevén que en 2023 los precios de la electricidad en España sean más competitivos que Francia o Alemania», señala el documento.

El proyecto incluye un total de 25 «medidas transformadoras» que movilizarán más de 3.550 millones de fondos públicos y 17 «medidas facilitadoras» en cuatro áreas de actuación que contribuyen a lograr los objetivos del PERTE.

Estas son algunas de las principales medidas:

Impulso del hidrógeno verde:España busca ser el líder de este vector energético en Europa asumiendo por sí misma un 10% del objetivo de producción continental para 2030. España considera que crear una cadena industrial del hidrógeno a nivel local ayudará al país a reducir el consumo de carburantes más contaminantes en el sector del transporte pesado.

Más renovables: El plan impulsará la innovación en este sector y fomentará la repotenciación y reciclaje de las instalaciones ya existentes, muchos de los cuales finalizan su vida útil en los próximos años.

Desarrollo del biogás: Permitirá dar tratamiento a residuos que de otra forma no lo tendrían y aprovechar para generar una energía térmica de gran versatilidad.

Acelerar la energía eólica marina: España es uno de los países más rezagados en la instalación de parques eólicos marinos, si bien cuenta con líderes mundiales como Repsol o Iberdrola en la operación de estas instalaciones. El PERTE busca situar a España como un polo de referencia a nivel europeo en I+D+i.

Baterías: El plan también prevé dar ayudas para proyectos de tecnologías de almacenamiento energético que hoy no son competitivas para impulsar su desarrollo. Se trata de las baterías, claves para que España puede mejorar la gestión intermitente de renovables como la fotovoltaica y la eólica. «Sistemas electro-químicos: Baterías de flujo, baterías de litio ultra-rápidas; sistemas térmicos: silicio fundido, hibridación termosolar-biomasa con módulos de tecnologías poco probadas comercialmente; y mecánicos: CAES; así como hibridación de distintas tecnologías», podrán optar a los fondos.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más