Por qué 2021 ha sido el año de las hipotecas

Por qué 2021 ha sido el año de las hipotecas

Hacía una década que no se contrataban tantas hipotecas en España. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre los meses de enero y septiembre de 2021, se han formalizado más de 300.000 préstamos para comprar viviendas, algo que no ocurría desde 2011. Ese boom de firmas se ha producido en plena pandemia de Covid-19, así que es lógico preguntarse por qué ha aumentado tanto la concesión de estos productos.

Desde el comparador financiero HelpMyCash.com apuntan que uno de los motivos puede ser que los bancos han concedido hipotecas muy baratas durante este año, lo que ha incentivado la demanda de estos productos. Según el Banco de España, la tasa anual equivalente (TAE) media de las hipotecas, que representa su coste total en intereses, comisiones y otros gastos, pasó del 1,74% en enero al 1,57% en octubre. En julio, este tipo de interés alcanzó un mínimo histórico del 1,55%.

Las hipotecas fijas son las que más han visto reducido sus intereses durante 2021. Son productos con los que los bancos ganan más dinero a corto plazo -las variables son más baratas porque el euríbor al que están referenciadas cotiza en negativo-, por lo que muchas entidades han rebajado sus tipos fijos para incentivar su contratación. En estos momentos, la mejor oferta del mercado es la Hipoteca Open Fija de Openbank, cuyo interés es desde el 1,15% por domiciliar la nómina y contratar el seguro de hogar de la entidad.

En el caso de las hipotecas variables, la razón detrás de su depreciación tiene que ver con la caída que ha experimentado el euríbor en el último año. El interés de estos préstamos se calcula con este índice, cuyo valor se ha situado en mínimos históricos durante todo 2021 (entre el -0,477% y el -0,505%). La mejor oferta de este tipo es la Hipoteca Variable de Coinc, que tiene un interés del 1,89% fijo durante el primer año y de euríbor más 0,89% para los siguientes sin necesidad de contratar otros productos del banco.

A esa rebaja de las hipotecas se suman otros aspectos que explican por qué se ha disparado su contratación. El principal es el aumento de la demanda de vivienda en propiedad, producido, en gran parte, porque muchos de los que querían comprar una casa o un piso en 2020 no pudieron hacerlo por culpa del confinamiento. Una vez recuperada la actividad en el sector inmobiliario, esas personas han adquirido un hogar y han pedido un préstamo para financiar la operación.

Otro factor, también como consecuencia del confinamiento, es que actualmente hay más gente interesada en cambiar de casa o de piso para poder vivir en un lugar más espacioso. Además, las continuas restricciones a la movilidad y al ocio en todo el territorio también han provocado que los españoles tengan más ahorros hoy en día para destinar a la compra de una casa.

Las oscilaciones del precio de la vivienda también pueden haber contribuido a aumentar la demanda de compra. Durante el año pasado, según la tasadora Tinsa, el coste de los inmuebles bajó en varias regiones de España. Ahora que vuelve a subir, es posible que muchos se hayan lanzado a comprar ya su nuevo hogar para no tener que pagar más de la cuenta en el futuro.

La necesidad de adquirir una casa, unido a la tendencia a la baja del precio de las hipotecas, puede provocar que el comprador se precipite y contrate el primer préstamo que le ofrezca una entidad bancaria. Desde HelpMyCash aconsejan comparar las ofertas hipotecarias de un mínimo de tres bancos para escoger la que más se adapte a las necesidades de cada uno.

Una vez se han consultado todas las propuestas, es aconsejable negociar con los responsables de las entidades para conseguir unas condiciones más atractivas, como puede ser un tipo de interés más reducido, la eliminación de comisiones o de ciertos productos adicionales, como los seguros.